domingo, 30 de septiembre de 2012

Profesores Épicos: El Didáctico Club de la Comedia

Gente que me marcó. Verdaderos maestros jedi de la vida, dentro del marco de su asignatura. Artistas de la pedagogía, sin querer o queriendo. El primer club de la comedia que conocí en mi vida, y el mejor, formador de carácter y fuente de conocimientos que aún perduran. Todos los que están en esta lista fueron profesores con los que no solo aprendí mucho, sino que ademas fue un no-parar-de-reir. Ni que decir tiene que con todos aprobé y casi todos con nota. Desde aquí mi más dedicado homenaje. Si alguno de vosotros llega algún día a leerlo: ¡Maestros... va por vosotros!



Siguiendo un orden cronológico:

7º de EGB (Educación General Básica) en C.P. Vicente Neria (Coria del Río, Sevilla)
Maestro Don José María
(Obsérvese el "Don": aún se conservaba este trato a los maestros de escuela en los 80, y lo sigo utilizando por que es más fácil reconocerlo así)
Nombre completo del profesor: desconocido
Alias: "Al Capone" (otorgado por su mal genio y habilidad para repartir capones)
Asignatura: Física
El último maestro jedi "clásico" como los de las películas que he conocido en la democracia moderna. Por un lado era una fuente de sabiduría en ciencias, y por otro capaz de repartir hostiacas como panes a los alumnos más golfos, que ríete tu del Obi Wan Kenobi en sus años mozos. Al loro: siempre llevaba unas gafas rayban de piloto (verdes con montura dorada), y siempre es siempre, incluso en clase. Y también llevaba barba de tres días de forma perenne. Estos rasgos le daban una pinta permanente de tipo duro, pero era un profesor algo más joven que los de la media de aquella época, por lo que a algunos nos dio cierta cancha para conectar con su lado más "humano". Mientras cumplieras con tu parte del trato docente (ellos enseñan, tú estudias), aun sacando un 5 raspón en sus exámenes (y era estricto el tío, no cedía un milímetro), y si no golfeabas nada, te ganabas su respeto e incluso algo parecido a la cordialidad. Creo que más de uno aprendió a comportarse gracias a él. Se merece un puesto en esta lista, por que una vez la clase entraba en su dinámica se prestaba a contar historias de la ciencia, como si de un monólogo se tratase, intercalando algún que otro chiste. También lo tuvimos en 8º, y ya el trato fue algo más cercano, incluso creo recordar que algún que otro día apareció sin las rayban, pero siempre con la barba de 3 días, y su seriedad de siempre, algo más distendido quizá.

1º de BUP (Bachillerato Unificado Polivalente) en I.B. Rodrigo Caro (Coria del Río, Sevilla)
Maestro Antonio Ramos
Nombre completo del profesor: desconocido
Alias: "Phil Collins" (otorgado en nuestro grupo por su parecido físico)
Asignatura: Matemáticas
Con Antonio no es que te partieras de risa, que también. Realmente las clases de Antonio no eran tipo "club de la comedia". Más bien era su forma de ser, cercana, desenfadada, desenvuelta, y a la vez enérgica. Y es que en el fondo escondía un genio que nos hacía recordar al de nuestro padre, y más si cabe con el mostacho que siempre llevaba. Muchas veces responder una pregunta lanzada en clase era casi como participar en un concurso de televisión, bajo presión, y donde el fallo suponía bronca, humillación y risas del resto de la clase. Pero incluso fallar era bastante divertido y un motivo para esforzarse más. Fue un shock el primer día por que, dejando atrás la enseñanza de EGB para tiernos infantes, nunca habíamos visto a un profesor soltar tacos tan alegremente. Nuestros primeros pensamientos fueron "¡Este tío mola!". Por desgracia por circunstancias personales y bastante trágicas que no citaré aquí, Antonio se apagó al comienzo de 2º de BUP, y pasó a ser un profesor más, de talante cordial pero serio.


1º de BUP
Maestro Juan López
Nombre completo del profesor: desconocido
Alias: "Pedro Picapiedra" (otorgado por su parecido físico)
Asignatura: Filosofía
Otro de la serie de profesores que he conocido que realmente se pueden catalogar como monologuistas del Club de la Comedia. Aunque no lo pretendiera, su forma cercana y campechana de explicar las cosas era lo que más nos gustaba de este hombre. Filosofía era una asignatura que se prestaba a desvariar muchísimo. Y este hombre, dentro de unos parámetros de seriedad necesarios para dar el temario, se explayaba a veces con explicaciones y casos que hacían que la clase pareciera un monólogo de teatro de estas obras en las que un solo actor interpreta a varios personajes. Al menos fue así al principio. Sufría afonía, lo que lo llevó a tener que usar micrófono en sus clases, y más tarde tuvo que operarse, por lo que estuvo de baja casi un año. Debido a eso fue otro profesor que perdió impulso y acabó como otro profesor normal.

2º de BUP
Maestro José Luis Toro
Nombre completo del profesor: José Luis Toro Real
Alias: "El Toro" (no tenía alias y no lo necesitaba; los alumnos lo apreciaban mucho)
Asignatura: Química
Desgraciadamente falleció en el 2009 por culpa del cáncer. También fue profesor de mi hermana cuando cambió el plan de estudios. Cuando hablamos de él, recordándolo, lo primero que citamos es su apariencia seria con ese leve atisbo de sonrisa irónica, el buen rollo espontaneo, y la sabiduría que transmitía este hombre de mediana edad, tirando a mayor. No era nada premeditado. José Luis tenía la habilidad de estar siempre serio y hacer sonreír a los alumnos (y a sus compañeros profesores). Sonreír cuando menos, por que lo normal en clase eran estallidos de carcajadas provocadas por su último comentario o coletilla. Tras el cual llamaba al orden con toda seriedad, como si las risas fueran culpa nuestra, y no su chispa. "Venga, venga, que siempre estáis de cachondeo", cosa que nos hacía más gracia aún. No recuerdo haberlo visto enfadarse para poner orden. No le hacía falta, por que nosotros seguidamente callábamos y nos quedábamos atentos en clase para escuchar la siguiente gracia espontanea que soltara durante la lección. Y mientras tanto y sin notarlo... ¡aprendíamos! Y por mi experiencia sé, y este artículo lo demuestra, que como mejor se aprende es de esta forma. Por desgracia no pude conectar mucho con este profesor, debido a que otra de sus virtudes era la imparcialidad. Él llegaba, soltaba su fiesta, aprendíamos lo necesario (y más), y se iba. Me consta por lo investigado que tras mi marcha y a lo largo de su carrera se involucró mucho más, profesionalmente, en el tema de las ciencias y la enseñanza.
Aquí un homenaje de sus compañeros:
http://www.iesrodrigocaro.com/web/html/modules/news/article.php?storyid=267

3º de BUP
Maestro Pérez Orozco
Nombre completo del profesor: José María Pérez Orozco
Alias: "Pérez Orozco", desconocido
Asignatura: Lengua Española
Es el único profesor que, manque me pese, no pertenece realmente a esta lista, ya que en sus clases no había risas, salvo alguna broma o anécdota ocasional. Este hombre, que la verdad no necesita mucha presentación, ya era bastante famoso cuando fue profesor mío en mi primer intento de 3º de BUP (por letras, que luego me cambié a ciencias). Para el que no lo sepa, José María Pérez Orozco, además de una eminencia en Lengua Moderna y erudito del Andaluz, es Catedrático de Lengua y Literatura de la Universidad de Sevilla, y ha ejercido de profesor por iniciativa propia en varios centros de la provincia de Sevilla. Sus clases se podían definir simplemente como amenas, muy entretenidas, y dignas de recordar (él terminó de perfilar mi correcto uso del español escrito dándome caña con el uso de las tildes). Todos los que lo hayamos conocido sabemos que este hombre tiene historias para TODO, con lo que la profesión de profesor le viene al pelo. Siempre con la gorra clásica puesta en clase, la verdad es que nunca descubrimos si es calvo o no (y creo que sigue siendo uno de los grandes misterios). A continuación dejo un vídeo de una de sus clases magistrales a capela en cualquier terraza de bar de los alrededores de Sevilla.



3º de BUP
Maestro Rafael
Nombre completo del profesor: desconocido
Alias: desconocido
Asignatura: Química
De la misma promoción que Pérez Orozco. Las clases de este hombre no es que fueran tipo monólogo. Realmente se prestaba mucho al diálogo con los alumnos de forma que la diversión era interactiva, por que él también se reía bastante con nosotros. Lo que predominaba era el humor sexista, para crispación de ellas, aunque de forma desenfadada y sana. Esta fue mi época más gamberra y fue en el régimen nocturno, por lo que cogí la costumbre de salir de marcha casi todas las noches, lo que me proporcionó otras aventuras, lecciones de vida y mi primer trabajo real (barman en un bar de copas). Así que por desgracia no recuerdo tan bien estas clases como las de los otros profesores de esta lista. Pero si que puedo asegurar que aprobé química, aprendí bastante, y me apunté un montón de chistes machistas.

De la época del Rodrigo Caro de mi promoción también había otros muchos profesores memorables, y con la mayoría de ellos pude conectar más o menos, como José María Rodríguez (Historia, otro maestro de la ironía, pero demasiado serio), nuestra querida Menchu (Inglés), Irene (Inglés, seria pero amigable), la entrañable Araceli (Física y Química), el veterano Juan Soria (Ed. Física), el medallista José María de Marco (Ed. Física), y una mención especial al profesor Canterla (Historia), al cual sin que llegara a ser profesor mío, y como el titulado en Informática que llegué a ser, estoy infinitamente agradecido, pues me hizo liberto.

Y tras COU pasé olímpicamente de la selectividad y me metí en FP2 con casi todo convalidado, que ese era el trato. El inglés era de risa para la preparación que llevaba, lo que me hacía aprobar con nota pasando de las clases.

4º de Formación Profesional (2º de FP2) Especialidad Informática en IPF Punta del Verde (Sevilla)
Maestro Luis Valencia
Nombre completo del profesor: Luis Valencia Rodríguez
Alias: era tan singular que no lo necesitaba.
Asignatura: Matemáticas orientadas a la Informática
Imaginaos a un experto informático de carrera (esto ya de por sí es peculiar), pero además con mostacho y pelo a lo afro, pelirrojo, y siempre con ropa casual, llevando un característico reloj de bolsillo con la cadena siempre colgando de sus vaqueros. Esto ya es bastante peculiar, si, pero además imaginadle un constante tono irónico, y un carácter de show-man y poeta urbano. Pues este era Luis Valencia (al menos el Luis que yo conocí). Las clases venían a ser también bastante interactivas entre él y los alumnos, pero el humor de Luis era bastante más selecto que el de la mayoría. También utilizaba recursos y salidas de caracter sexista, pero siempre de buen rollo. Además de profesor, era (y es, según me consta) jefe del departamento de Informática, por lo que dadas las actividades extracurriculares de nuestro grupo lo conocíamos un año antes de que nos lo asignaran de profesor. Los alumnos acostumbraban (en masa) a celebrar sus cumpleaños en una cervecería cercana al centro, por lo que si, también era un profesor muy popular.

Anexo: En el departamento de Informática del Punta del Verde también había otros "cracks", como Nino, o como Jesús Hernández, que si bien tenía cada uno su sistema pedagógico y su forma de conectar con los alumnos (en clase o en el bar), más bien no se caracterizaban marcadamente por el humor en clase, al menos abiertamente. La verdad es que con Jesús por ejemplo nos divertiamos mucho pero a costa de mermar su inagotable paciencia. A fecha 2011 parece que Luis, Nino y Jesús, seguían en el mismo centro. Me alegro.
http://www.iespuntadelverde.es/pv/index.php/noticias/17/407-organigrama-del-instituto


Si conociste a alguno de estos profesores y quieres hacer tu aporte, invitado quedas a dejar un comentario. Y sobre todo, si sabes de su paradero, por favor comparte la información.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Historia de España, la historia de siempre, ricos contra pobres

La verdad es que la Revolución se ha perdonado muchísimas veces a la oligarquía de nuestro país, y hoy día la seguimos perdonando. Siguen pagando más los que menos tienen.

Es curioso, pero la historia contemporánea de España nunca fue popular en el instituto y en el colegio. Claro, siempre estaba al final del libro de texto, y a los profesores no les había dado tiempo de llegar a esta parte del temario. Para nuestra desgracia se le daba más importancia práctica a épocas más oscuras y lejanas, que a aquellas que habían afectado a nuestros abuelos, a su estilo de vida, y por ende me temo que al nuestro.

Ya en esa época era más frecuente que los alumnos de clase media/alta fueran al instituto juntos con los de clase media/baja. Y aquellos profesores, que habían vivido en su juventud en épocas aún complicadas y turbulentas, sabían que en España siempre hemos sido unos membrillos con eso de las ideologías. Así que además de que no les daba tiempo a impartir este temario también preferían no darlo, y así no levantaban suspicacias entre los alumnos, y menos entre los padres de estos alumnos. Al fin y al cabo su tarea ya era un poco complicada. Lo más sencillo era dejar esos temas, que ya investigaría cada uno por su cuenta si le interesaban. Si bien había algunos profesores a los que se les veía de lejos su postura "política o ideológica", por llamarlo de alguna forma. De todas formas recuerdo a la mayoría de ellos con afecto, pues creo que a nivel personal, unos más, otros menos, todos me aportaron algo bueno, y no necesariamente de todos fue la asignatura de Historia.

Así pues, mucha gente hoy día, ciudadanos cualesquiera, no tienen ni puta idea de lo que se ha ido cociendo en España a lo largo del último siglo, y cómo ha afectado hoy día a nuestro nivel de vida. Quizá si hace 20 años aquellos profesores hubieran tenido más valor y empeño, quizá muchos más alumnos se habrían interesado por su cuenta en la Historia del siglo XX de nuestro pais, y quizá hoy día muchos más estarían implicados en lograr un reparto justo y regulado de nuestra economía y poderes, en lugar de preocuparnos solo por los derechos sociales, que no es más que una de las ventajas de lo anterior.

La verdad es que la Revolución se ha perdonado muchísimas veces a la oligarquía de nuestro país, y hoy día la seguimos perdonando. Siguen pagando más los que menos tienen.

Así pues, aquí está este entretenido video de repaso, para aquellos que nunca pudieron estudiar las raíces de nuestra pobreza, o más bien que nunca tuvieron interés en hacerlo. Si hay algún video que (utilizando la típica frase sensacionalista de la prensa amarilla) "ellos no quieren que veas", es sin duda este video.

jueves, 27 de septiembre de 2012

► Honda CR-Z MUGEN 2012 y Kit Turbo Top Secret

Un par de ejemplos de los kits que se pueden instalar en el Honda CRZ. Una opción para cuando el mío se empiece a hacer viejo.





lunes, 24 de septiembre de 2012

sábado, 15 de septiembre de 2012

Peugeot RCZ vs Honda CRZ - Auto Express

Otro rival que gana en algo a mi pequeño. Pero no me importa, me encanta mi coche y prefiero un coche japonés a uno francés. Honda CR-Z FTW!

domingo, 9 de septiembre de 2012

Carl Sagan - Pale Blue Dot

Unas palabras que no debemos olvidar.

(Video en inglés. Transcripción y traducción más abajo.)

Recomiendo leer la transcripción mientras escuchamos el video.



En 1990 la sonda espacial Voyager 1, ya a 6000 millones de kilómetros de la Tierra, terminaba su misión principal y se disponía a adentrarse para siempre en las profundidades del espacio. A petición de Carl Sagan, la NASA ordenó a la sonda un viraje para tomar y enviarnos la última foto de nuestro planeta desde esa distancia. La imagen es la de a continuación, en la que podemos percibir nuestro hogar como un punto de luz azul pálida. Acerca de esta foto, Sagan incluyó unas palabras hacia el final de su serie Cosmos. Unas palabras que en este pequeño punto azul pálido no deberíamos olvidar.



Desde esta distante posición aventajada la Tierra parece no tener ningún interés en particular, pero para NOSOTROS es diferente.


Considera otra vez ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestro hogar. Eso somos nosotros. En él, todo aquel a quien amas, todo aquel al que conoces, todo aquel de quien hayas oído hablar alguna vez, todo ser humano que jamás haya existido, han vivido sus vidas.


La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cada cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y cada campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y cada padre, cada niño esperanzado, cada inventor y explorador, cada profesor de ética, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y cada pecador en la historia de nuestra especie ha vivido ahí, en una mota de polvo, suspendida en un rayo de sol.


La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos... de una fracción... de un punto.


Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina de este pixel sobre los apenas distinguibles habitantes... de alguna otra esquina. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestros posicionamientos, nuestra imaginada auto-importancia, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo... están desafiados por este punto de luz pálida.


Nuestro planeta es un solitario grano de polvo en la gran envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad, en toda esta vastedad, no hay indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos... de nosotros mismos. La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. ¿Visitar? sí. ¿Colonizar? Aún no. Nos guste o no, en este momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos.


Se decía que la astronomía es una experiencia de humildad y formadora del carácter. En mi opinión, no hay quizá mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amablemente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que jamás hemos conocido.


"Vivir en los corazones de los que dejamos atrás significa no morir nunca".
Carl vive.